lunes, 9 de marzo de 2009

Vectorización a mano (segunda parte)


igo con nuestra amiga la serpiente de la anterior entrega. Cómo le dije a mi compañero Grendel Khan, la forma de vectorizar la serpiente no fue muy ortodoxa. Es más habitual, a la hora de trabajar con herramientas de diseño vectorial, ir haciendo formas generales para luego ir concretando detalles.

Por ejemplo, en este caso lo ideal sería hacer la forma de la cabeza, la forma del cuello y la forma de su cuerpo enrollado como tres objetos independientes. Se le da unos colores globales y luego se va afinando añadiendo detalle. A la manera que yo he hecho no deja de ser una chapuza, ya que se crean un número de objetos elevado que hacen más difícil su mantenimiento. Por otro lado, según las características del boceto, puede ser necesario. Este método en Adobe Flash funciona a las mil maravillas, pero en otros programas presenta problemas. En siguientes creaciones iré puliendo mi técnica.

Afortunadamente Inkscape tiene la herramienta de relleno de color (el bote de pintura de toda la vida) que permite crear nuevas formas sin contorno pero con un color adaptándose a lo que encuentra en pantalla. El problema es que no hace un trabajo perfecto: por muy pequeña que pongas una linea guía para separar un par de rellenos de color, el programa siempre dejará una linea blanca apenas perceptible en los límites de las formas (esto en Adobe Flash no pasa).

Existe una técnica para comprobar si las proporciones de un dibujo son correctas y por tanto si está ausente de errores. Con un dibujo en papel consiste en verlo a través de un espejo. No se cómo se comporta el cerebro pero funciona, detecta los errores. En dibujo vectorial basta con invertir el gráfico horizontalmente (reflejado). He aquí la serpiente que di como definitiva pero reflejada:


Los errores son obvios, para empezar la unión del cuello con el resto del cuerpo es demasiado cerrada, queda mal, los ojos no están nada proporcionados, y la mandíbula está inclinada de forma visible.

Aparte, el gradado de color apenas es perceptible (por ejemplo os podéis fijar en la diferencia en las sombras de Link del Zelda, dos artículos más abajo); la sombra del ojo en la cara es bastante cutre; y se ven lineas blancas por la limitación que he comentado de la herramienta relleno.

La mandíbula se va a quedar como está, o lo postergaré para luego. Los ojos, no están del todo mal, tan desencajados y cadavéricos, infunden temor al dibujo. He reparado la curva del cuello y esta vez he usado degradados completamente para realizar las sombras, ampliando la diferencia de luminosidad para acentuar estas. También he usado gradados radiales para crear efecto brillo sobre superficie redonda, lo podéis apreciar en los bordes izquierdo de la parte baja de la serpiente, o en la sombra del entrecejo que ahora ha quedado fetén, o en los mismos ojos de la serpiente. El resultado final es mucho más vistoso y correcto:


De momento no voy a seguir con el otro boceto de la serpiente atacando, planeo realizar sólo la posición de "descanso" de cada monstruo, para así poder realizar un estudio de color antes de hacer últimas modificaciones. Y cuando esté contento con el resultado, crear las otras posturas de los monstruos usando los mismos colores de la postura "descanso" como referencia o paleta de color.

Para aprender nuevas técnicas de dibujo y de Inkscape, estoy siguiendo su blog oficial de tutoriales. Lo podéis encontrar ahí, a la derecha, en la zona de Aprender. Quizás pegue mis progresos de vez en cuando.

Una última comparativa de la serpiente nueva con su imagen reflejada. Es muy curioso como el ojo humano inclina más la proporción en un caso que en otro. Es un reflejo perfecto, aún así, la serpiente de la derecha, parece estar más inclinada que la de la izquierda. Esto es algo que también se podría corregir fácilmente tan sólo con rotar ligeramente para poner el cuello de la serpiente más vertical, pero de momento se queda así.

3 comentarios:

Grendel dijo...

Muy bien Urba, estoy siguiendo tus progresos con interés, puede que incluso me pique y haga algún dibujito vectorial para poner en mis próximas aventuras, pero hecho en Inkscape como haces tú, que no es tan fácil como parece (al menos no lo es para los que venimos del paquete de Adobe)

Ruber Eaglenest dijo...

No se, yo creo que la herramienta al final no importa, ¿no? Quizás Inkscape tenga más carisma por eso de ser libre y gratuito. Otra historia es que me hables de diferencias entre Photoshop e Inkscape, que entonces te doy la razón. A mi me pasa lo contrario, veo muy lejano crear algo decente con Photoshop o Gimo :P Vamos que usar un "rasterizador" o "pixel pusher" a modo de herramienta para el arte como si fuera un lienzo y pinceles de verdad, queda muy lejano para mi.

Ruber Eaglenest dijo...

Se me olvidaba...

Si tuviese Windows, lo más probable es que usase Adobe Flash directamente. Todo lo que crees en Adobe Flash se integra directamente en una librería de objetos que puedes aplicar directamente a los juegos flash. Es la suite más completa para el vectorizador amateur que aspira a hacer juegos.